Jueves, 28 de julio de 2011
?
?
Acabo de recibir un correo muy interesante, se trata de un informe escrito por
Teresa Farr? i Rosich, donde nos habla un poco sobre las amalgamas, los metales pesados, el fluor....Creo que es interesante por lo que he decidido compartirlo con todos. Espero que os guste.


Sobre el libro:
?LO QUE LOS DENTISTAS NO NOS DICEN. Los peligros del fl?or y de los empastes de mercurio? de Bryan Hubbard.?

Hace unos a?os que tom? conciencia de c?mo nos influye todo lo que nos envuelve, en ello incluyo los agentes qu?micos.
En mis a?os de enfermera hospitalaria, al principio, cre?a que no exist?a nada m?s que lo que yo conoc?a y luchaba de una manera ac?rrima contra todo aquello que sal?a de la norma. Pero la maternidad me demostr? que las normas no existen. Los diferentes problemas de salud que presentaron mis hijos me abrieron los ojos a otro mundo, poco conocido, donde encontr? respuestas desconocidas para mi y un campo donde investigar.
Uno de los temas que m?s me cost? entender es el de las vacunas y a pesar de que me dec?an: ?no vacune a sus hijos?, yo segu? vacun?ndolos hasta que en mi formaci?n descubr? que era un tema importante. Los libros y las conferencias fueron mi fuente de informaci?n. Comprend? el tema de la toxicidad del mercurio y el aluminio y lo m?s importante fue recordar que mi hijo empez? con las bronquitis asm?ticas el mismo mes que le administraron la triple v?rica.

Tambi?n asist? a conferencias sobre la toxicidad de los metales y me di cuenta de la realidad que nos envolv?a y lo duro y dif?cil que es luchar contra ella.
Despu?s de escuchar hablar a la?Dra. Gloria Sabater sobre las alergias a los metales?cay? en mis manos el libro ?Lo que los dentistas no nos dicen?. Sab?a sobre la toxicidad de las amalgamas pero me pareci? incre?ble ver las estad?sticas que el libro presenta.
Por estas razones decid? hacer un resumen del libro, para divulgar la existencia de estos problemas y abrir una puerta al que quiera buscar m?s informaci?n.


?
Sobre las amalgamas


El centro de toxicidad de la Universidad de Tennessee, que eval?a los niveles de toxicidad letal para el ser humano de las diferentes sustancias nocivas, sit?a el mercurio en los 1600 y el plutonio, el m?s mort?fero en 1900. Esto demuestra que el mercurio se encuentra entre las sustancias m?s t?xicas para el ser humano.
Me ha llamado la atenci?n, la informaci?n recopilada por el Dr. Levenson que demuestra que los propios dentistas muestran, en sus organismos, un alto grado de contaminaci?n en forma de elevadas concentraciones de mercurio en las gl?ndulas pituitarias, as? como el doble de incidencia en tumores cerebrales y, las mujeres dentistas tres veces m?s posibilidades de padecer infertilidad, de sufrir abortos o de dar a luz un ni?o muerto. As? como, los empleados en cl?nicas dentales presentan una mayor incidencia de tumores cerebrales y enfermedades card?acas, pulmonares y renales.
?
En los empastes tanto de plata como de mercurio, en realidad la amalgama est? compuesta aproximadamente de un 52% de mercurio y el resto de cobre, esta?o, plata y zinc.
El dentista Hal Huggins, en su tesis, recopil? gran cantidad de documentaci?n cient?fica que demostraba que los cinco elementos que forman la amalgama afectan a todos los ?rganos vitales, entre los que se incluyen los ri?ones, el h?gado, el coraz?n y el sistema nervioso central e inmunol?gico. Huggins dice que m?s del 90% de sus pacientes con empastes de amalgama, presentan s?ntomas de fatiga similares a los de la encefalomielitis mi?lgica, que se aten?an cuando se retiran las amalgamas.
El Dr. Murria J. Vimi, demuestra en sus estudios publicados, que el mercurio de los empastes de amalgama se implanta en los tejidos corporales, en particular en la cavidad bucal, pulmones y tracto gastrointestinal, creando un veneno que se va segregando con el tiempo.
Es sorprendente ver que hay estudios que demuestran que a los 30 d?as de haber puesto una amalgama, la funci?n renal y su capacidad de filtraci?n se vieron reducidas en un 50%.
En estudios en ovejas gestantes, a les que se les implant? amalgamas de mercurio, se pudo observar que la mayor parte del tejido corporal fetal pose?a mayores niveles de mercurio que el tejido corporal de las madres.
Tambi?n es curioso el tema de los campos el?ctricos alrededor de algunos dientes y los efectos extra?os que se pueden producir.
En cada empaste se mezclan dos o m?s metales que entran en contacto con un medio salado, la saliva, y pueden comportarse como una pila.
Algunas veces, las corrientes hacen que los dientes filtren mercurio mediante un efecto llamado ?electrolisis?, produciendo una corriente el?ctrica galv?nica y como consecuencia dando un sabor met?lico en la boca, que empeora cuando se ingieren l?quidos calientes y alimentos salados. O puede hacer que se desprendan vapores t?xicos de mercurio que llegan directamente al tejido cerebral.
Tambi?n los efectos el?ctricos pueden ser da?inos produciendo picos de voltaje suficiente para encender una linterna. Como estas corrientes el?ctricas se producen cerca del cerebro, ya que ?ste se encuentra a mil?metros de la mand?bula, pueden causar problemas mentales, migra?as, neuralgias faciales, v?rtigos, mareos, trastornos del sue?o o problemas digestivos, entre otras patolog?as.
Evidentemente, a la hora de demostrar la peligrosidad de las amalgamas, se crea una lucha entre las diferentes entidades como asociaciones odontol?gicas y fundaciones para la defensa medioambiental, entre otros.
No hay argumentos concluyentes, pero s? estudios y an?lisis cl?nicos que demuestran la peligrosidad de las amalgamas.
Hay estudios que vinculan el mercurio con el decrecimiento de linfocitos T y sus consecuencias como alergias, candidiasis, Alzheimer, enfermedades autoinmunes: como esclerosis m?ltiple, esclerosis lateral amiotr?fica, lupus, etc. e incluso leucemia.
El tema de la extracci?n de los empastes tambi?n es un tema delicado y lento, ya que hay una manera de proceder que no es nada simple y un tratamiento que debe seguirse estrictamente. Todo y as? se pueden producir importantes efectos adversos.
Respecto a la anestesia todos somos conscientes de que los medicamentos tienen efectos secundarios y los anest?sicos no son la excepci?n.
En cuanto a los selladores de fisuras, son empastes de pl?stico que se ponen para prevenir futuras caries en las dentaduras de los ni?os. Parece que la prevenci?n muchas veces se hace de manera agresiva, sin tener en cuenta otros procedimientos m?s naturales, como por ejemplo una buena educaci?n alimentaria. Teniendo en cuenta que con esta educaci?n alimentaria no s?lo evitamos problemas dentales, si no que invertimos en la salud del cuerpo en su totalidad.
?
Fl?or
En nuestro sistema de vida, parece que si no comemos productos con aditivos a?adidos como calcio, yodo, fl?or, etc., no queremos estar sanos y estos elementos los encontramos indiscriminadamente en muchos productos, con lo cual sometemos al cuerpo a una sobrecarga de ellos, que en muchas veces es perjudicial para nuestra salud.
En el caso del fl?or lo encontramos en la sal, en los dentr?ficos, en los colutorios, en los programas de fluoraci?n del agua de algunas ciudades, el tefl?n de los sartenes, las emisiones de gases industriales, etc.
El gran problema que existe en el consumo excesivo de fl?or es que s?lo se elimina del cuerpo la mitad del que se ingiere, al menos, en los individuos adultos y sanos. No obstante, los ni?os, diab?ticos o aquellos con problemas renales, retienen las dos terceras partes. Esta concentraci?n en el organismo est? vinculada con toda una serie de problemas distintos, entre ellos, el c?ncer o problemas inmunol?gicos.
El fl?or se utiliza combinado con otros elementos para la producci?n de fertilizantes, insecticidas, raticidas, es parte integrante de muchos f?rmacos, como los estr?genos sint?ticos que forman parte de la p?ldora anticonceptiva o algunos antibi?ticos y anest?sicos.
El exceso de fl?or ha conducido al aumento de la fluorosis. Los s?ntomas de la fluorosis son: dientes moteados y decolorados.
Cuando hay una fluorosis los tejidos blandos, hay un extraordinario cansancio general, relacionado con una deficiencia de la tiroides. El fl?or desplaza la iodina que necesita la gl?ndula tiroides y esto hace que, esta gl?ndula, deje de funcionar con normalidad.
La gl?ndula paratiroidea regula la distribuci?n del calcio y el f?sforo del cuerpo, pero es muy sensible a cantidades excesivas de fl?or, pudiendo llegar a producir hiperparatiroidismo.
Tambi?n los gl?bulos rojos mueren cuando se exponen al fl?or, lo cual, produce una reducci?n de la hemoglobina en la sangre y como consecuencia una anemia.
Cuando el fl?or aumenta el calcio disminuye, la mucosa del tracto gastrointestinal resulta da?ada y se produce el s?ndrome del intestino irritable.

Los niveles de fl?or en sangre aumentan de forma continuada con el uso prolongado de fl?or.
La exposici?n excesiva al fl?or produce cambios degenerativos en los m?sculos, el tejido conjuntivo y el tejido ?seo.
Se ha demostrado que en las zonas en las que el agua est? tratada con fl?or, la poblaci?n general muestra niveles peligrosos de dicho elemento, en los tejidos blandos y otros ?rganos como el coraz?n, los ri?ones y la vejiga. Tambi?n afecta al coraz?n y a los vasos sangu?neos, al cerebro y a todo el sistema nervioso central. Numerosas pruebas han demostrado que el fl?or debilita a los huesos y tambi?n se ha relacionado con el osteosarcoma.
Algunos investigadores han observado similitudes entre los s?ntomas de la encefalomielitis mi?lgica o el s?ndrome de fatiga cr?nica y los detectados en los primeros estadios de la intoxicaci?n por fl?or.
En la intoxicaci?n por fl?or se pueden observar los siguiente s?ntomas:
- M?sculo-esquel?ticos: Artritis, en particular en zona lumbar y cervical, dolor muscular, hormigueo, incapacidad de controlar las extremidades.
- Gastrointestinales: Dolor abdominal, nauseas, v?mitos, hinchaz?n, diarrea, estre?imiento, episodios de dolor abdominal severo, inflamaci?n de la boca.
- Neurol?gicos: Cefaleas tipo migra?a, visi?n borrosa, convulsiones, fibrilaci?n muscular.
- Respiratorios: Problemas nasales y conjuntivos, enfisema, asma, hemorragias nasales.
- Cut?neos: Dermatitis, inflamaci?n alrededor de los vasos capilares.
- Otros s?ntomas: Tos, exceso de mucosidad, dificultad respiratoria, ?lceras bucales, sangrado de enc?as, palpitaciones, v?rtigo, dificultad para conciliar el sue?o, sed excesiva, micci?n excesiva, episodios frecuentes de enfermedades en el tracto urinario inferior, edema en manos y tobillos, dolor en las articulaciones, rigidez, dolores reum?ticos, erupciones, deterioro mental (fundamentalmente p?rdida de memoria y de la capacidad de concentraci?n), tinitus, fatiga y agotamiento extremo.
Aunque la presentaci?n de algunos de estos s?ntomas no significa que, con toda seguridad, haya una intoxicaci?n por fl?or; hay otras enfermedades que tambi?n pueden presentar alguna de esta sintomatolog?a.
En las zonas con porcentajes elevados de fl?or, gran parte de la poblaci?n sufre fluorosis dental y tienen los dientes manchados por la alta cantidad de fl?or depositada.
Los efectos de estos dep?sitos de fluor hacen que los dientes se piquen y se formen caries en la superficie del esmalte debido a la desmineralizaci?n.
Muchos estudios han demostrado que la exposici?n al fl?or puede ser la causante de cambios en el comportamiento. El fl?or incrementa los efectos t?xicos y la absorci?n del plomo. Tambi?n hay estudios comparativos entre ni?os que habitaban en lugares donde las aguas conten?an m?s cantidades de fl?or y otros que habitaban en lugares donde la concentraci?n de fl?or en las aguas era menor y se ha observado que los primeros ten?an un coeficiente intelectual m?s bajo. Parece ser, que esto es debido a que el fl?or se almacena en los tejidos cerebrales y que los individuos m?s j?venes son m?s vulnerables a ello.
Tambi?n se observ? en un estudio, que la concentraci?n de fl?or en la placenta de una madre es superior que la que hay en el torrente sangu?neo. Sin embargo, como las proporciones de fl?or presentes en el cord?n umbilical no se corresponden con exactitud a las del feto, se piensa que la placenta, de alg?n modo, a?sla al fl?or para proteger al feto.
La mayor?a de las pr?cticas odontol?gicas son, en s? mismas t?xicas. Los m?todos actuales utilizan mayoritariamente metales, pl?sticos y pol?meros, cer?mica y pr?tesis de todo tipo. Gran parte de estos materiales hacen que el cuerpo muestre resistencia, con lo que el sistema inmunitario empieza a trabajar a un ritmo fren?tico, el tiempo acusa la fatiga y su salud se debilita.
Como conclusi?n se puede decir que lo m?s recomendable es una dieta saludable y una higiene bucal adecuada como prevenci?n de cualquier problema dental.







CUIDADO DENTAL PREVENTIVO



��?Tomar alimentos naturales, no procesados, preferiblemente biol?gicos.
��
?Utilizar colutorios sin alcohol y sin fl?or: Los elaborados con extractos de plantas como camomila, la equin?cea y la mirra son especialmente efectivos.
��
?Elegir cuidadosamente los productos para la higiene bucal.
��
?Evitar las toxinas medioambientales.
��
?Minimizar la ingesta de medicamentos.
��
?Beber t? verde y t? negro: Por su riqueza en flavonoides.
��
?Evitar tomar dulces.
��
?Cambiar con frecuencia el cepillo de dientes.
��
?Mejorar la t?cnica de cepillado: Cepillarse los dientes a diario, preferentemente despu?s de cada comida, dedicando diez pasadas a cada zona; hacia abajo en los dientes superiores, hacia arriba en los inferiores y en movimientos circulares en la superficie de los molares.
��
?Es preferible beber agua embotellada si las aguas est?n fluoradas.

��
?En los ni?os lactantes es preferible darles el pecho tanto tiempo como sea posible y tener cuidado con los preparados para lactantes.




ODONTOLOG?A INTEGRAL




Los especialistas en odontolog?a integral consideran que los dientes guardan una relaci?n tangencial con la salud del resto del organismo. De cada vez hay m?s pruebas de que los dientes son parte integrante de la salud general y que est?n vinculados con enfermedades que afectan a otras partes del cuerpo.
Por otra parte, uno de los principios rectores de la odontolog?a integral estriba en la importancia de la mordida. Si los dientes superiores e inferiores no encajan como deben, se acumulan tensiones en la mand?bula y a la larga se genera un agarrotamiento cr?nico del m?sculo.
Autora: Teresa Farr? i Rosich
Existen ligamentos, sensibles a la elasticidad, que conectan los dientes con el hueso maxilar. Su finalidad consiste en intentar ajustar los m?sculos maxilares, para rebajar la presi?n en los dientes. Como consecuencia, se producen espasmos en los m?sculos que rodean la articulaci?n que une la mand?bula al resto de la cabeza (ATM).
La articulaci?n temporomandibular (ATM), est? ligada a muchas partes del cuerpo. Su disfunci?n puede causar complicaciones como: problemas posturales, dorsales, cervicales, artritis, dolores de cabeza, molestias en las piernas, etc.
Si la oclusi?n dental es mala, el cuerpo, al completo, trata de reajustarla. Sin que la persona afectada se d? cuenta de lo que ocurre, ese reajuste se vuelve cr?nico y, de esta manera puede generar dolores permanentes en cualquier zona del organismo.


Tags: DENTISTAS

Publicado por jotatese @ 17:10  | Art?culos Varios
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios